SFSM

Lengua de Signos

Las personas sordas, a lo largo del tiempo, han Incorporado de forma natural las lenguas de signos como respuesta creativa a la limitación sensorial de la sordera. Son lenguas naturales de carácter visual, espacial, gestual y manual en cuya conformación intervienen factores históricos, culturales, lingüísticos y sociales (Ley 27/2007, artículo 4).

Las lenguas de signos cumplen fielmente con todas las características formales del lenguaje humano, poseen una gramática visual rica y propia, son lenguas de cultura y dependen en su evolución y desarrollo de la comunidad de personas que la usan, las personas sordas, sordociegas y sus familias. No hay una única lengua de signos en todo el mundo, cada país posee una o varias lenguas de signos y no existe una lengua de signos por cada lengua oral ya que las lenguas de signos han evolucionado de forma natural en el
contacto entre personas. Incluso varios países que comparten el mismo idioma hablado utilizan diferentes lenguas
de signos.

Como muchas lenguas minoritarias, la lengua de signos ha estado muchos años marginada y relegada al uso personal pero pese a prohibiciones y obstáculos, se ha mantenido viva y su comunidad usuaria ha protegido y transmitido su patrimonio lingüistico de generación en generación. Las lenguas de signos en España ha pasado de una situación puramente doméstica y restringida a una situación como la de hoy en dia en la que su uso trasciende a todos los ámbitos y contextos sociales.

En la actualidad conviven en el Estado Español dos lenguas de signos, la lengua de signos española y la lengua de signos catalana en la Comunidad Autónoma de Cataluña, tal y como reconoce la Ley 27/2007, de 23 de octubre, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. La lengua de signos catalana está reconocida a través de la Ley 17/2010, de 3 de junio, de la lengua de signos catalana.

Además tenemos la Ley 11/2011, de 5 de diciembre, por la que se regula el uso de la lengua de signos española y los medios de apoyo a la comunicacion oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y con sordoceguera en Andalucía. Asimismo, existen referencias a la lengua de signos española en los Estatutos de algunas Comunidades Autónomas: Andalucía, Aragón, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura e Islas Baleares, así como la lengua de signos catalana en el Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Características de la Lengua de Signos

La lengua de signos se caracteriza por ser:

  • La lengua natural de las personas sordas signantes, constituyendo éstas una comunidad lingüística formada por los usuarios de esa lengua dentro de la comunidad sorda.
  • Una lengua visual que se produce mediante la vía gestual y se percibe mediante la vía visual. Para su aprendizaje es necesario la potenciación de habilidades específicas, como son la atención, la discriminación visual y la agilidad manual.
  • No universal: Cada país ha desarrollado su propia lengua de signos, incluso hay diferencias entre distintas zonas geográficas dentro del mismo país. En el caso concreto de España las personas sordas utilizan la Lengua de Signos Española (LSE), o Lengua de Signos Catalana en la Comunidad Autónoma de Cataluña y a través de ella, acceden totalmente a la información, al conocimiento y a la cultura.
  • No es un mimo la diferencia entre el mimo y la lengua de signos es la utilización de los límites de espacio y las elementos del cuerpo que participan en la producción de una y de otra. En lengua de signos, los signos se realizan con las manos y acciones no manuales, en lo que denominamos «espacio de signación», que abarca principalmente el espacio que los brazos alcanzan en comodidad.

Elementos no manuales: La lengua de signos se produce con las manos, y con elementos no manuales como movimiento de los labios, músculos faciales, acciones de la lengua, de los hombros y de la cabeza. Estos elementos juegan un papel fundamental y hay que prestarles mucha atención porque son tan importantes como la acción que realizan las manos.

  • Es gramática y cuenta con sus propias reglas morfosintácticas, diferentes a la lengua hablada y escrita ( en este caso el castellano) . no se trata de una lengua fija sino que va cambiando y creando nuevos signos.

Historia de las lenguas de signos

Los antecedentes históricos sobre las lenguas de signos en España se inician,desde el punto de vista educativo, en el siglo XVI, cuando los monjes emprendieron la labor de educar a niños sordos. El monje benedictino don Pedro Ponce de León enseñó a comunicarse a los niños sordos que estaban a su cargo,hecho que permitió la reevaluación de las creencias profesadas durante mucho tiempo respecto de las personas sordas, contribuyendo a un cambio gradual de la mentalidad que se tenía sobre las mismas y su lugar en la sociedad. Los monasterios en esa época estaban obligados a guardar silencio y se comunicaban utiliza ndo signos manuales; así, por ejemplo, los  benedictinos tenían a su disposición «signos  para las cosas de mayor importancia,con los cuales se hacían comprender». Pedro Ponce de León debió comprender,que era posible expresar la razón sin habla, pues él mismo lo hacía cada vez que manifestaba sus pensamientos por medio de signos monásticos y empleó con los niños sordos un sistema gestual de comunicación.

En el siglo XVII la metodología cambia,y así don Manuel Ramírez de Carrión utilizó la pedagogía de su época para instruir a los niños sordos preparándoles para que se integraran en la sociedad.

En la segunda mitad del siglo XVIII, don Lorenzo Hervás y Panduro publica su tratado: «Escuela española de sordomudos o arte para enseñarles a escribir y hablar el idioma español», que supone un hito fundamental en el esfuerzo pedagógico para la integración de las personas sordas.

La escuela española alcanzará  a producir aún obras de tanta trascendencia  para la lengua  natural de las personas sordas, como el diccionario de mímica y dactilología de Francisco Fernández Villabrille,que incluía 1.500 signos de la lengua de signos española descritos para su realizac ión.Sin duda,se trata del paso más importante hacia la estandarización de la lengua de signos española dado hasta entonces,y una demostración del carácter no sólo natural,sino histórico,de la  lengua de signos española.

En el siglo XIX, con el establecimiento en España de los primeros colegios de sordomudos y ciegos, se posibilita la institucional ización de la educación de las personas sordas, ciegas y sordociegas, con la consecuencia de la interacción lingüística y social entre ellas, así como del inicio del desarrollo sistematizado de las protolenguas de signos española y catalana.

El último cuarto del siglo XX supuso la reivindicación de las lenguas de signos española y catalana como los instrumentos de comunicación propios de las personas sordas que optan libremente por alguna de ellas. Numerosos encuentros nacionales e internacionales han debatido sobre la necesidad de su reconocimiento y uso para garantizar el acceso pleno a la educación, los servicios, la vida económica y cultural, los medios de comunicación y las nuevas tecnologías de la información, así como su necesidad para el correcto desarrollo personal y la participación social de las personas sordas que han optado por esta modalidad de comunicación.

La relevancia del uso y conocimiento de la lengua constituye en la actualidad una realidad incuestionable. No obsta nte, y a pesar de ello, esa construcción sobre la importancia y relevancia de la lengua, se ha configurado de espaldas a otras situaciones. En efecto,el reconocimiento sobre el valor de la lengua debe responder a las necesidades de las personas con discapacidad auditiva

En el siglo XXIy tras décadas de reivindicar la importancia y relevancia de la lengua de signos, éstas han sido reconocidas a nivel estatalpor la ley de 27/2007 y a nivel andaluz por la ley 11/2011

Origen de la lengua de signos

Aun cuando hoy en día las lenguas de señas se utilizan casi exclusivamente entre personas con sordera, el uso de las señas en la comunicación es tan antiguo como el de las lenguas orales, o incluso tan antiguo como la historia de la Humanidad. ​Las lenguas de señas han sido y siguen siendo empleadas por comunidades de oyentes. De hecho, los amerindios de la región de las Grandes Llanuras de América del Norte usaban una lengua de señas para hacerse entender entre etnias que hablaban lenguas muy diferentes con fonologías extremadamente diversas.​ El sistema estuvo en uso hasta mucho después de la conquista europea.

En otra ocasión, una tribu única en la que gran parte de sus integrantes eran sordos debido a la herencia y desarrollo de un gen dominante, y se comunicaban con una lengua gestual. Un caso similar, se desarrolló en la isla de Martha’s Vineyard, al sur del estado de Massachusetts, donde, debido al gran número de sordos, se empleó una lengua de señas que llegó a ser de uso general, también entre oyentes hasta principios del siglo XX. Pese a esto, no existen referencias documentales sobre estas lenguas antes del siglo XVII. Los datos que se poseen tratan, sobre todo, de sistemas y métodos educativos para personas sordas.​

En el siglo XVI, Jerónimo Cardano, médico de Padua, en la Italia norteña, proclamó que las personas sordas podrían hacerse entender por combinaciones escritas de símbolos asociándolos con las cosas a que ellos se referían. En 1620 Juan de Pablo Bonet publicó su Reducción de las letras y Arte para enseñar a hablar los Mudos, considerado como el primer tratado moderno de Fonética y Logopedia. En dicha publicación se proponía un método de enseñanza oral para los sordos mediante el uso de señas alfabéticas configuradas unimanualmente, consiguiendo así divulgar, en toda Europa, y después, en todo el mundo, el alfabeto manual (útil para mejorar la comunicación de los sordos y mudos).En 1817, Gallaudet fundó la primera escuela norteamericana para personas sordas, en Hartford, Connecticut, y Clerc se convirtió en el primer maestro sordo de lengua de señas de los Estados Unidos.​ En poco tiempo, las escuelas para personas sordas empezaron a aparecer en varios estados. Entre ellos, la Escuela de Nueva York, que abrió sus puertas en 1818. En 1820, otra escuela se abrió en Pensilvania, y un total de veintidós escuelas se habían establecido a lo largo de los Estados Unidos por el año 1865. En esta obra aparece un abecedario ilustrado mediante grabados calcográficos de los signos de las manos que representan las letras del alfabeto latino.​ Del tratado sobre Reducción de las letras y Arte para enseñar a hablar los Mudos se hicieron traducciones a las principales lenguas.​ Sobre la base del alfabeto divulgado por Bonet, Charles-Michel de l’Épée publicó en el siglo XVIII su alfabeto, que básicamente es el que ha llegado hasta la actualidad, siendo conocido internacionalmente como alfabeto manual español.

Actualmente, existen más de 130 lengua de signos en todo el planeta.

octubre

noviembre 2020

diciembre
LU
MA
MI
JU
VI
SA
DO
26
27
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
4
5
6
Eventos noviembre

1st

Sin eventos
Eventos noviembre

2nd

Sin eventos
Eventos noviembre

3rd

Sin eventos
Eventos noviembre

4th

Sin eventos
Eventos noviembre

5th

Sin eventos
Eventos noviembre

6th

Sin eventos
Eventos noviembre

7th

Eventos noviembre

8th

Sin eventos
Eventos noviembre

9th

Sin eventos
Eventos noviembre

10th

Sin eventos
Eventos noviembre

11th

Sin eventos
Eventos noviembre

12th

Sin eventos
Eventos noviembre

13th

Sin eventos
Eventos noviembre

14th

Eventos noviembre

15th

Sin eventos
Eventos noviembre

16th

Sin eventos
Eventos noviembre

17th

Sin eventos
Eventos noviembre

18th

Sin eventos
Eventos noviembre

19th

Sin eventos
Eventos noviembre

20th

Sin eventos
Eventos noviembre

21st

Sin eventos
Eventos noviembre

22nd

Sin eventos
Eventos noviembre

23rd

Sin eventos
Eventos noviembre

24th

Eventos noviembre

25th

Sin eventos
Eventos noviembre

26th

Sin eventos
Eventos noviembre

27th

Sin eventos
Eventos noviembre

28th

Sin eventos
Eventos noviembre

29th

Sin eventos
Eventos noviembre

30th

Sin eventos

Próximas citas

noviembre 2020
martes 24 noviembre
diciembre 2020
martes 1 diciembre
¡No hay eventos!